Utilizar el mailing en la empresa

mailing en la empresa


Utilizar el mailing en la empresa no sólo es factible sino que es casi una obligación. Todas las empresas pueden y deben utilizar el mailing  para sus campañas comerciales, de esta manera podrán aumentar sus ventas mejorar sus resultados a la vez que mantienen a sus clientes informados.

En España son muchas las empresas que todavía no utilizan esta potente herramienta de venta, y la mayoría de las que lo utilizan están fuertemente vinculadas con el sector tecnológico, como esta página. Es raro ver a empresas dedicadas a sectores más tradicionales utilizar el correo electrónico para promocionar sus productos.

¿Cómo realizar el mailing en la empresa?

Hay que utilizar el correo, sí, pero no hay que utilizarlo de cualquier forma. Si utilizamos el correo de manera incorrecta podemos vernos en problemas. Lo primero que debemos hacer es construir una base de datos de nuestros clientes…o de personas interesadas en nuestros productos. Lo ideal es que contemos con datos de nuestros clientes, pero no tenemos por qué rechazar a otras personas interesadas.

Para construir la base de datos debemos recabar sus correos electrónicos y si ya los tenemos debemos conseguir su autorización. Para ambos casos suele funcionar bien regalar algo a cambio del correo (y de la autorización para recibir correos comerciales de nuestra empresa).

Si comenzamos a mandar correos  a diestra y siniestra sin tener la autorización para ello puede que algún amable usuario comente este hecho ante la AEPD, y estos tipos viven de las multas que ponen, no digo más.

Programas de mailing

A la hora de envíar los correos podemos elegir cómo queremos enviarlos. La primera respuesta suele ser utilizar el programa de correo tradicional, el outlook, por ejemplo, craso error. Un programa como el Outlook tiene al menos dos inconvenientes importantes:

  • no permite el envío de más de un número determinado de correos a la vez, por lo que si nuestra base de datos supera, por ejemplo, los cincuenta registros, tendremos que enviarlos en varias tandas.
  • no permite hacer un seguimiento de las estadísticas de la campaña, como las veces que se abren los correos, los clics que se hacen, etc.

Lo mejor es que utilicemos programas de mailing específiciamente diseñados para el envío masivo de correos. Estos programas sí permiten hacer un seguimiento de las campañas y obtener estadísticas de su lectura.

Datos en Europa

A la hora de escoger un programa de mailing es importante elegir uno que cumpla con todos los requisitos de privacidad de la Unión Europea. Entre otros requisitos tenemos que cerciorarnos de que los servidores en dónde se alojan los datos están dentro de la Unión Europea. Si tenemos clientes europeos y usamos programas cuyos servidores están en Estados Unidos, por ejemplo, podremos vernos en problemas también con la AEPD.

De los programas que cumplen con este requisito el más importante es Mail Relay. Hay otros programas, pero este permite lanzar de manera gratuita unos cuantos miles de correos cada mes además de poder registrar, también de manera gratuita, más usuarios que los demás.

A partir de cierto número de usuarios y de mails estos programas son de pago. Por eso es importante comenzar por uno que nos lo permita hacer gratis, por lo menos al principio.

Deja un comentario